Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Asuntos de ciudad

  • Informe de la Contraloría Municipal

    La Contraloría Municipal de Palmira atiende una denuncia por presunta celebración indebida de Contrato de Prestación de Servicios Profesionales. Los resultados arrojan once hallazgos: seis (6) tienen alcances disciplinarios, tres (3) incidencia disciplinaria y penal, y dos (2) trascendencia disciplinaria y fiscal.

  • El sicario

    El oficio del sicario se apoya en oscuros personajes, dueños de mercados informales que mueven capitales entre vendedores ambulantes, chanceros, casinos, cobros cuentagotas, moteles y bailaderos, así como expendios de drogas en los barrios.

  • De balaceras, transportadores y otras especies

    En Palmira las bandas criminales tienen bajo arresto la ciudad. Los sicarios han materializado homicidios que superan en cantidad los asesinatos cometidos en ciudades como Bogotá, Medellín o Cali.

  • Mi reino no es de este mundo

    La cantidad de muertos en Las Delicias o Villa Diana, la cantidad de miembros reinsertados y la cantidad de muertos entre familias, tienen una influencia descomunal en la explicación sobre la criminalidad en Palmira.

  • El crimen organizado y la corrupción del sector público: ¿qué sucede en Palmira?

    El crimen organizado y la corrupción fueron resultado de la poca fuerza en los mecanismos de control del Estado.

  • Se creció el enano

    En Palmira, la geografía del crimen evidencia la necesidad de poner en marcha una política localizada de gobierno. Se debe trabajar con las poblaciones que se han ido conformando con el desplazamiento forzado y el fracaso de la reinserción paramilitar.

  • De perros rabiosos y sus sicarios o como en Palmira es mejor andar en carro blindado que en bicicleta

    Proponer una revocatoria, elaborar una crítica o tomar posición frente a los políticos de la ciudad, ha dejado de ser un derecho democrático para convertirse en un riesgo peligroso, aunque necesario.

  • Tecnilatría

    Si lo que pretendemos como actores activos es el avance de la ciudad, debemos tener muy en cuenta el uso que le damos a nuestros recursos naturales y vigilar si ese manejo tiende a multiplicar el empleo y el bienestar social.

  • La caridad del rico

    La oscura gravedad de la inversión privada es que hacen grandes nuestros males. La caridad del rico no es gratuita, y Pedro Gómez como las compañías constructoras no ofrecen soluciones a los pobres.

  • De la ilegalidad a la violencia

    Palmira tiene un muy escaso parque automotor dedicado al servicio público masivo. En su lugar, como si se tratara de un servicio masivo o, al menos colectivo, miles de motociclistas prestan un servicio que contradice todos los estándares del transporte público.

  • Palmira, la quinta ciudad más violenta del mundo en 2011

    Palmira, con 320 homicidios en el año 2011 y una población para dicho año estimada en 296 620 habitantes, alcanzó una tasa de 107.88 homicidios por cada 100 mil habitantes.

  • Criminalidad en Palmira

    Estamos en el peor de los mundos. Si el gobierno entrante continúa con la política del alcalde anterior, los palmiranos estarán pensando en vender lo que tengan para marcharse a otras ciudades del país.

  • Guerra civil local

    La gente está confundida y aterrorizada. Y cuándo ello pasa, las personas olvidan el estado de paz que desean y se vuelven con toda la fuerza de su violencia contra quienes las aterrorizan y la confunden.

  • Microcarteles del delito organizado

    Empresarios y comerciantes que pagan extorsiones a las bandas organizadas deben no sólo crear un frente común alrededor de la fuerza pública, sino rechazar su condición de miedo perpetuo.

  • Carteles y algo más

    Mientras Palmira experimenta una agresiva campaña de la delincuencia organizada, su dirigencia mira hacia otro lado.

  • Bandas criminales

    La delincuencia común sabe como operar en los barrios, pero no manejan el crimen organizado. La mafia opera de manera diferente, como un gobierno.

  • Clientelismo trágico

    Uno de los graves problemas que afronta Palmira en la búsqueda de competitividad y productividad, es su falta de un servicio de transporte público eficiente, que garantice la movilidad, la comodidad y la seguridad de sus usuarios.

  • Los negocios del sector bancario

    Para la administración municipal los préstamos con el sector bancario son un trofeo, mientras para una mayoría de palmiranos se trata de un elefante blanco.

  • ¿Qué pasó entre la Contraloría y el hospital San Vicente de Paúl?

    La destrucción del hospital San Vicente de Paúl representa la más grave pérdida de un bien público en Palmira. Se lo robaron desde dentro del hospital con gente incompetente, funcionarios y empleados que han trabajado todos estos años para su propio beneficio.

  • Metamorfosis del delito en Palmira

    Maquiavelo no confiaba en la seguridad de Florencia, del mismo modo que los palmiranos no confiamos en llegar después de las siete de la noche a nuestras casas.