Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Asuntos de ciudad

  • Procuraduría formuló cargos contra exfuncionarios de la alcaldía de Palmira

    A Raúl Arboleda y a su exsecretario jurídico, la Procuraduría les formuló cargos por posibles irregularidades en contratación, mientras que los cargos contra el exalcalde encargado, Francisco Diego Cadena Antia, son por uso indebido de recursos de regalías.

  • ¿Más “torcidos” en el Orejuela Bueno?

    La falta de control interno, disciplinario (Personería), fiscal (Contraloría) y de gerencia pública eficiente por el exceso de politiquería y malas prácticas en contratación, llevan a los hospitales de Palmira a su defunción.

  • La contralora, el alcalde y la calle 65

    Hasta el momento, se desconoce qué pasó con la obra de la calle 65, y por qué esta obra, ahora en manos de la gestión Ritter López, aún no ha sido concluida, ni qué razones de orden de diseño, financiero, técnico y operativo la mantienen en suspenso.

  • La Emilia, malevos y sangre

    El barrio La Emilia es el más claro ejemplo de la incapacidad de las autoridades locales para controlar la criminalidad en sectores relativamente pequeños y de la ineficacia del uso de la fuerza como única estrategia para controlar el delito.

  • El Catecismo Astete y el alcalde

    En buena parte de la actual sociedad palmirana no vemos más que sometidos y suplicantes. El político andaluz Roque Barcia definió ruego y súplica así: el primero es pedir, el segundo es plegarse o someterse. El que ruega pide; el que suplica se doblega.

  • “Palmira positiva”

    Según algunos expertos, en tan sólo dos años y gracias a la gestión del actual alcalde, Palmira pasó de ser una ciudad intermedia a convertirse en una ciudad cosmopolita.

  • Renovación urbana, realidad y utopía

    Si nuestras autoridades planificadoras pierden la perspectiva de apreciar el bosque sólo por mirar el árbol, a corto plazo la renovación urbana del centro no pasará de ser una colcha de retazos, con proyectos solitarios y de espaldas unos y otros.

  • Sobre el totalitarismo en Palmira

    Palmira se quedó prácticamente sin oposición política, ésta quedó en manos de las veedurías ciudadanas, porque los movimientos a los que les corresponde ejercerla no han estado a la altura de las circunstancias.

  • La agricultura palmirana en sus cueros

    De un presupuesto anual global municipal que ascendió a 343 mil millones de pesos, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Económico invirtió en el agro palmirano un raquítico 1.40%.

  • De vacas gordas, el alcalde y sus desmadres

    Para enriquecerse en un pueblo subdesarrollado, donde imperan el desempleo, la corrupción y el crimen, sólo basta con ganarse el favor popular. Y el alcalde y sus jefes saben cómo conseguirlo.

  • Presupuesto participativo: ¿cómo, cuánto, con quién?

    La rendición de cuentas de este año no fue más que otra pantomima del alcalde, un emperifollado informe de gestión que le ocultó a la ciudadanía cómo fueron invertidos realmente los recursos del municipio.

  • ¿Dónde están los votos de la maquinaria cotuda?

    Tal parece que a Santos le pagaron muy mal sus "amigos mermelados" cotudos, quienes debieron ponerle, al menos, 40 mil votos.

  • Parque Biopacífico: Desarrollo científico clave para fortalecer la competitividad en el agro

    El Parque Agroindustrial Científico y Tecnológico del Pacífico es una iniciativa que cuenta con una inversión de $1.220 millones y se consolida como un núcleo de desarrollo del sector agroindustrial en la región pacífica.

  • Ocultamiento de información

    En Palmira se destinan más recursos para el culto a la personalidad de su alcalde que para atender a las familias en extrema pobreza.

  • Decálogo del periodista cotudo

    Periodista o comunicador que no se someta a las normas dictadas por el príncipe, difícilmente conseguirá sobrevivir en la República del Coto.

  • Neuromarketing y liderazgo: una parodia

    En Palmira no hay líderes con conocimientos de neuromarketing, pero sí politiqueros hasta los tuétanos y concejales con cuotas aseguradas.

  • Raíces urbanas del mal gobierno en Palmira

    En Palmira, como en otras ciudades de Colombia, reina el caos urbano, las poblaciones tienden a dispersarse horizontalmente del mismo modo que los ciclos de violencia pública; pero a los ganadores (políticos y contratistas) eso los tiene sin cuidado.

  • Palmira, homicidios y sicariato

    Durante el período 2010–2013, en Palmira se registraron 1.088 homicidios, el 65 por ciento de ellos mediante la modalidad de sicariato.

  • Palmira: ¿de plaza roja a fortín uribista?

    De la otrora "Plaza Roja" ya no queda sino el recuerdo, entre el Partido de la U y el Centro Democrático queda el 50% de los votos por partidos.

  • De la pascua a la pasión: Ritter debe rendir cuentas

    Los alcaldes de Palmira suelen confundir un informe de gestión con una rendición de cuentas, se espera que este año el alcalde Ritter López presente una verdadera rendición de cuentas, tal como lo exige la norma, y no un simple informe de su gestión.