Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Asuntos de ciudad

  • Palmira: ¿de plaza roja a fortín uribista?

    De la otrora "Plaza Roja" ya no queda sino el recuerdo, entre el Partido de la U y el Centro Democrático queda el 50% de los votos por partidos.

  • De la pascua a la pasión: Ritter debe rendir cuentas

    Los alcaldes de Palmira suelen confundir un informe de gestión con una rendición de cuentas, se espera que este año el alcalde Ritter López presente una verdadera rendición de cuentas, tal como lo exige la norma, y no un simple informe de su gestión.

  • Palmiranos “cotudos”

    Hay gente en Palmira que tiene una vaga idea sobre el poder que han ejercido los gobernantes, y cree que Palmira es todavía la Villa de las Palmas. Muchos cotudos se niegan a abrir sus ojos frente al desastroso panorama de miseria, extorsión y amenazas.

  • ¿Y dónde quedan las ollas del crimen político organizado?

    Las ollas del delito en Palmira están en el mismo Concejo Municipal o el edificio de la Alcaldía, desde esos lugares se ha causado más destrucción a la ciudad que en las ollas de marihuana de los barrios populares.

  • Ferrocarril: entre frustraciones y esperanzas

    El que fuera el Ferrocarril del Pacífico, me llevó a viajar en autoferro entre Palmira y Cartago en el año 1975, hace cuatro décadas. Hasta ese año nos movilizamos en tren. Hoy sólo nos queda la nostalgia.

  • Palmira avanza: 760 días después

    Los líos con la reforma administrativa anterior continúan, lo mismo que con los pensionados del municipio; nos volvimos a endeudar con la banca por 50 mil millones de pesos; la violencia y la inseguridad continúan rampantes, pero "Palmira avanza".

  • La salud, el Concejo y un secretario que se cree alcalde

    La presente coyuntura de la salud en Palmira, aunque perjudica a muchos y beneficia a pocos, no genera interés entre la comunidad cotuda, principalmente, por toda la desinformación que se emite a través de los medios de comunicación oficialistas.

  • La salud en Palmira no tiene dolientes

    Crónica de la salud en Palmira: mentiras, verdades e intereses ocultos detrás de la liquidación del hospital San Vicente de Paúl.

  • El diccionario del diablo… y los políticos

    Más de un siglo después de su publicación, las definiciones contenidas en El diccionario del diablo conservan plena actualidad. Lo macabro es que algunas de ellas describen con exactitud ciertos vicios y comportamientos de nuestra clase política.

  • Los carteles del mototaxismo

    Ritter López hizo campaña con los votos de motorratones; pero nada ha hecho a favor de controlar y regular su crecimiento. El soborno ha sido mutuo. Y quien ha salido perdiendo es la ciudad de Palmira.

  • Seguridad y manipulación

    La Palmira de hoy no se parece a la de hace apenas unas décadas. No tiene sentido describir esta ciudad que todos conocemos y de cierto modo tememos. Pero sí es importante darle una mirada a los elementos que han intervenido en su degradación.

  • Motorratones: botín electoral

    Aunque es claro que la existencia de los "motorratones" se da gracias a la ausencia del sistema de transporte y la falta de empleo, es posible también que ayuden, colateralmente, a consolidar un cierto propósito.

  • La deuda ambiental y la quema de la caña de azúcar

    Mientras el sector cañicultor, bajo la protección del Estado, crece desmedidamente a costa del daño social y ambiental, los municipios cañicultores del Valle del Cauca se hunden cada vez más en el subdesarrollo.

  • ¿Peticiones sin respuestas?

    Según el artículo 23 de la Constitución Nacional, toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. Pero, ¿se respeta este derecho en Palmira?

  • La Catedral de Palmira, cien años

    Con una exposición fotográfica, Palmira celebra el centenario de la construcción de su más importante monumento arquitectónico. Rescatar la memoria histórica y cultural de nuestro municipio es importante, pero sin falsear la verdad.

  • Un medio ambiente "perrateado"

    El actual alcalde, que tanto gusta de las nóminas paralelas y de los contratos por prestación de servicios, se sobró: un 59% gastado en burocracia disfrazada y sólo un raquítico 1.85% en obra pública.

  • Las guerras por el agua

    El monopolio del agua en el Valle del Cauca tiene nombres propios. Los ingenios pagan unos tributos de limosneros, mientras continúan saqueando el agua de las cuencas hidrográficas.

  • Palmira, una ciudad miserable

    Palmira es la segunda ciudad del Valle del Cauca; pero su aspecto es la de un gran purgatorio; una ciudad inmunda, los desperdicios de basura en sus calles y la carencia de planes de movilidad urbana, la convierten en un auténtico muladar.

  • Reformas administrativas: agujeros negros fiscales

    Las reformas administrativas realizadas en Palmira durante los últimos quince años, que no han sido más que guillotinas politiqueras, sólo han servido para deteriorar profundamente las finanzas del municipio.

  • La guachafita de la salud en Palmira

    Actualmente el hospital de Palmira se encuentra semiparalizado por la renuncia de 27 médicos que aducen precarias condiciones laborales, falta de insumos médicos y equipos para desempeñar su labor, además de la falta de pago de sus salarios.