Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Carlos Alberto Franco

De acuerdo con una serie de documentos, los cuales contienen información relacionada con 3.125 contratos, la actual administración se gastó, entre los años 2012 y 2014, la suma de $300.745 millones.


El gasto y la inversión en Palmira han alcanzado cifras importantes, bien significativas en una ciudad con un desarrollo producto del empuje del sector privado, planes de vivienda, empresariado agropecuario, mediana y gran industria y un notorio incremento de sus rentas públicas o impuesto predial y de industria y comercio. Sin embargo, a una buena racha de "vacas gordas" y superávit fiscal —al finalizar el año 2011— siguió un festín pantagruélico de desborde y despilfarro de recursos y un "ponqué" apetitoso, puesto al servicio de una coalición gobernante liderada por la "U", Cambio Radical, Partido Liberal, conservatismo, ASI..., ¡todo el mundo! La batuta la lleva el alcalde, quien, como ordenador del gasto, es como un dios: está en todas partes, aunque no lo veamos.

Quienes ejercemos veeduría ciudadana y control de la gestión pública (Ley 850/2003) pleiteamos y confrontamos la realidad del manejo de las cifras oficiales y el resultado que arrojan los altos impuestos cobrados e invertidos en proyectos, generalmente, mal estructurados, sin estudios técnicos, económicos y ambientalmente sostenibles, "chambonamente" construidos y con deficiente control por parte de interventores. Y con una Contraloría que ejecuta el control posterior, cuando el daño está causado y las "funciones de advertencia" son letra muerta, aquel panorama no puede ser más desolador y frustrante.

De acuerdo con un informe publicado el pasado 19 de abril por el diario El País, "uno de los municipios con las líneas más delgadas en esa relación entre contratistas y política (...) es Palmira, donde en pleno año electoral (2014) les fueron adjudicados millonarios contratos a ingenieros que aportaron a las diferentes campañas". Menciona además el informe, que hay datos que se presentan para suspicacias, "como que el ingeniero Castro Spadaffora, aportante a la campaña al Senado de Roosvelt Rodríguez, el candidato de la exsenadora Dilian Francisca Toro, recibiera ese año un contrato por $7.195 millones, siendo el único oferente". Y que "situación similar ocurre con Holmes Zúñiga, que figura como aportante a la campaña a la Cámara de Elbert Díaz, también candidato del grupo político de Dilian y Ritter, y quien recibió dos contratos por más de $2.450 millones".

Ver "La incestuosa relación entre los políticos y contratistas en el Valle del Cauca". El País, abril 19/2015.

De otro lado, agremiaciones sindicales del municipio (Sintraempal, Sindepal, CUT y SUNET) publicaron recientemente un documento que señala que "el municipio de Palmira, en los dos años anteriores (2014 y 2013), invirtió en una presunta nómina paralela la exorbitante suma de, aproximadamente, 64 mil millones de pesos".

Con base en una serie de documentos, los cuales contienen información relacionada con 3.125 contratos, realicé un análisis que describe la forma como la actual administración se gastó, entre los años 2012 y 2014, la suma de $300.745 millones.

Según los documentos analizados, entre los años 2012 y 2014, se suscribieron 921 contratos de mínima cuantía, 1.990 contratos por prestación de servicios, 152 contratos bajo la modalidad de convenios y 62 contratos bajo la modalidad de licitaciones.

TIPO DE CONTRATO NÚMERO DE CONTRATOS VALOR
Mínima cuantía 921 $40.867.653.000
Prestación de servicios 1.990 $100.393.242.000
Convenios 152 $35.732.000.000
Licitación 62 $123.752.342.000
Total 3.125 $300.745.237.000

Contratos de mínima cuantía

Este tipo de contratos se dividen en dos: contratos de mínima cuantía por prestación de servicios y aquellos contratos que tienen que ver con consultorías, suministros, compraventas, etc.

TIPO DE CONTRATO VIGENCIA NÚMERO DE CONTRATOS VALOR TOTAL
Prestación de servicios 2012 133 $2.037.868.000 $13.684.289.000
2013 290 $5.810.531.000
2014 180 $5.835.890.000
Consultorías, suministros, compraventas 2012 132 $5.105.564.000 $27.183.358.000
2013 123 $15.419.153.000
2014 63 $6.658.641.000
  Total: 921 $40.867.647.000

Prestación de servicios y apoyo a la gestión

Entre los años 2012 y 2014, aquel gasto fue desagregado en tres componentes:

  1. Contratos con fundaciones, corporaciones, etc.
  2. Publicidad, periodismo y medios.
  3. Otros contratos (presuntas nóminas paralelas).

En el año 2012 hubo 557 contratos, cuyo costo fue de $40.477.967.000.

TIPO DE CONTRATO NÚMERO DE CONTRATOS VALOR
Fundaciones, corporaciones, etc. 81 $5.661.483.000
Publicidad, periodistas, medios 101 $1.071.282.000
Otros contratos 375 $33.745.202.000
Total 557 $40.477.967.000

En el 2013, el número de contratos aumentó, pero el gasto disminuyó en relación con el año 2012.

TIPO DE CONTRATO NÚMERO DE CONTRATOS VALOR
Fundaciones, corporaciones, etc. 132 $15.026.507.000
Publicidad, periodistas, medios 118 $1.575.474.000
Otros contratos 533 $13.727.793.000
Total 783 $30.329.774.000

En el 2014, el número de contratos fue de 650 y el gasto ascendió a $29.585.411.000.

TIPO DE CONTRATO NÚMERO DE CONTRATOS VALOR
Fundaciones, corporaciones, etc. 92 $16.057.782.000
Publicidad, periodistas, medios 138 $1.796.465.000
Otros contratos 420 $11.731.164.000
Total 650 $29.585.411.000

Convenios

Entre el 2012 y el 2014 se realizaron 152 convenios, 81 de ellos correspondieron al programa PEIS (Plan Especial de Inclusión Social). La inversión total en convenios fue de $36.032.814.000. La cifra invertida en el programa PEIS ascendió a $5.143.564.000, mientras que en "otros contratos" se invirtieron $30.889.250.000.

Ver documento de convenios.

Críticos del programa PEIS consideran que este se convirtió en la caja menor de unos cuantos políticos. Mucho gasto en un programa que pocos resultados ha mostrado.

Una muestra selectiva tomada de "otros convenios" tuvo un costo de $6.851.401.000, de los cuales $1.350.000.000 fueron asignados a Corferias (Fiesta Nacional de la Agricultura) y $2.705.915.000 al hospital Raúl Orejuela. Por concepto de adquisiciones y equipos, la policía recibió $843.486.889.

  CONTRATISTA APORTE DEL MUNICIPIO ($)
PROGRAMA PEIS
(Muestra selectiva)
Recrear Palmira 197.107.700
Fundemos 50.000.000
MOCE Colombia 147.000.000
Mejor Futuro 170.000.000
Fundaser 109.000.000
Ser Gestante 183.056.400
Mujer Familia 300.000.000
Corfepalmira 1.300.000.000
OTROS CONVENIOS
(Muestra selectiva)
Hospital Raúl Orejuela 2.705.915.000
Corferias 1.350.000.000
IGAC 400.000.000
Fundación Progresamos 262.095.060
Fondo Mixto Cultura 250.000.000
Fondo Policía Nacional 843.486.889
Corpocuencas 540.090.360

Licitaciones

Mediante esta modalidad, se suscribieron un total de 62 contratos por un valor de $123.752.342.000. En el 2012 se firmaron 13 contratos, 16 en el 2013 y 33 contratos en el 2014. Un buen porcentaje se invirtió en infraestructura, espacio público, vías rurales, bacheo de vías urbanas, instituciones educativas, raciones alimentarias y acueductos y alcantarillados rurales, entre otros.

Ver documento de licitaciones.

De otro lado, vale la pena conocer cómo buena parte del dinero gastado salió del eficiente desempeño de las rentas e ingresos. En tres años, las asignaciones por impuestos directos, indirectos, tributarios y no tributarios, tasas, multas, contribuciones, fondos, etcétera, se comportaron dinámicamente y con un buen desempeño superavitario.

EJECUCIÓN PRESUPUESTAL DE INGRESOS
AÑO PRESUPUESTO INICIAL RECAUDO ACUMULADO DIFERENCIA (SUPERÁVIT)
2012 $227.349.300.000 $289.030.000.000 $61.680.700.000
2013 $242.767.900.000 $348.631.400.000 $105.863.500.000
2014 $306.120.600.000 $412.364.500.000 $106.243.900.000
TOTAL $776.237.800.000 $1.050.025.900.000 $273.788.100.000
Fuente: Acuerdos ingresos. Concejo Municipal.

En total, $273.788 millones adicionales entraron a las arcas estatales, dinero que representa un ingreso sano, limpio y eficaz, que pudo ser invertido en no menos de cinco proyectos de alto impacto, pero que desafortunadamente se gastaron en presuntas nóminas paralelas o en obras menores del presupuesto participativo o licitaciones direccionadas.

Tal como están las cosas, con tantos amarres politiqueros y onerosos créditos bancarios, será cuestión de tiempo para que el municipio sea alcanzado por la temida Ley 550. Tal como sucedió catorce años atrás.

Escribir un comentario

Este es un espacio de participación de los usuarios. Un espacio para las ideas y el debate, no para fomentar el odio, el desprecio, la violencia o la discriminación de cualquier tipo.
Los comentarios aquí registrados pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de Palmiguía. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren impertinentes.

Código de seguridad
Refescar