Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Fernando Estrada

Los resultados miden, cierto, pero miden apenas un punto dentro de una línea continua. ¿Sirven para comprender las brechas de desigualdad y movilidad social? Parcialmente. ¿Sirven para el mercadeo de carreras y universidades que compiten por recursos públicos y privados? Parcialmente.


El balance que hace Dinero a las pruebas Saber Pro, midiendo los resultados de competencias de los estudiantes universitarios, contiene aspectos contradictorios. Y condiciones que reflejan inequidades estructurales de la sociedad colombiana. Confirma que las universidades públicas han estado en desventaja para competir por los recursos del Gobierno y, en particular, estímulos económicos de programas como “ser pilo paga”.

El grueso de carreras en ciencias naturales y sociales tiene ganadores absolutos: la Nacional y los Andes. Con excepciones, por ejemplo, ICESI ocupa el segundo lugar en ciencias naturales y exactas; la EAN, el segundo lugar en contaduría y afines; en derecho, EAFIT se encuentra por encima del Externado y el Rosario, universidades con mayor tradición y peso académico. En ingeniería, la EIA de Medellín supera a la universidad de Antioquia; en ciencias sociales, la Sabana obtiene resultados superiores a la Nacional, mientras la Universidad del Valle, una facultad con más de medio siglo, ni siquiera aparece.

En economía, los Andes, la Nacional y el Externado se encuentran en el top del ranking. La Autónoma de Bucaramanga aparece por encima de universidades con mayor trayectoria en investigación como la del Valle, la Pontificia Bolivariana y la UIS. Mientras el puntaje promedio de los Andes fue 197, la Nacional 191 y el Externado fue de 186; el puntaje de economía de la UIS fue de 173,8. Muestra un nivel muy regular si le comparamos con la Autónoma de Occidente que ocupa el último puesto con 162 puntos de promedio.

Esta medición es claramente contradictoria. Aunque ha servido para tomar decisiones en materia de educación superior. De hecho, observada la trayectoria de los recursos públicos después de los años noventa, las universidades privadas han competido con ventaja al especializar sus objetivos del lado de la demanda. La privatización dio garantías de movilidad social a los estratos altos en detrimento de las clases populares. Consecuentemente, los profesionales egresados de las universidades situadas en lo alto de la tabla, han tenido una mayor representación en el poder del gobierno central.

Un examen a las pruebas debería ampliar correlaciones no evidentes. Por ejemplo, los puntajes obtenidos y los costos por matrícula entre universidades públicas y privadas. La discriminación entre ingresos familiares y puntajes. O las Pruebas Icfes y Saber Pro para las universidades privadas y las universidades públicas. Asimismo, podrían compararse series de tiempo con el histórico de universidades, facultades, escuelas o departamentos.

Los resultados miden, cierto, pero miden apenas un punto dentro de una línea continua. ¿Sirven para comprender las brechas de desigualdad y movilidad social? Parcialmente. ¿Sirven para el mercadeo de carreras y universidades que compiten por recursos públicos y privados? Parcialmente. Este examen requiere complementos que permitan saber la evolución de los estudiantes a lo largo de sus carreras, desde su ingreso hasta su salida. Evaluar las pruebas a la luz de las tasas de deserción por carreras y por universidades.

Desde que los recursos de la educación entraron a formar parte del proceso de privatización, las universidades dispusieron condiciones orientadas a captarlos. Asimismo, la competencia y los costos de las matrículas reflejaron diferencias entre las universidades públicas y privadas. La especialidad que tienen algunas universidades, al preparar a sus estudiantes para las pruebas Saber Pro, ha dejado ver también la naturaleza retardataria de muchos directivos en las universidades públicas.

Lo más visto de Fernando Estrada

Sociedad

¡¡Los signos de exclamación!!

Mediante la puntuación, los mercados publicitarios y caricaturistas ponen énfasis determinados sobre rostros de personalidades, descripción de acontecimientos o gráfico...

Economía

El Capital en el siglo XXI de Thomas Piketty

El Capital en el siglo XXI ha logrado reunir series históricas al comparar las desigualdades y la riqueza; pero su...

Asuntos de ciudad, Ingenios azucareros

La competencia imperfecta y el cartel del azúcar en Colombia

Una política de competencia limpia en los mercados no es sólo una condición para generar riqueza, sino una necesidad para...