Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Fernando Estrada

Empeora al ser humano hacerlo depender de los demás. Mientras no se cultive la autonomía moral, la autodeterminación y la capacidad de crítica, la sociedad se enfrenta al síndrome del rebaño.


Sobre cuando los esfuerzos de la moral, la religión, la psicología, el derecho o las emociones, en lugar de ayudar, empeoran a los seres humanos. Estas son algunas de mis reflexiones:

  1. Empeora al ser humano la buena fe de quien cree que con un poquito de bondad el criminal es capaz de reparar el daño que ha causado a sus víctimas. En realidad, la maldad radical puede usar las buenas intenciones de las almas buenas a su favor. Religión y psicología son aquí falsos amuletos.

  2. Empeora al ser humano el lenguaje moral que hace de lo "bueno", "malo", y viceversa. Las trampas del crimen se relacionan con aprender a manipular a la sociedad a través del lenguaje. La moral ayuda a desnaturalizar las fronteras que hacen posible diferenciar el daño. Una masacre puede pasar por error táctico o desliz. Los dañados y criminales usan mejor las artes retóricas.

  3. Empeoran al ser humano falsas manifestaciones de compasión. Así, un mediocre trabajo o una tarea mal cumplida es protegida con eufemismos. Hay manifestaciones de confianza que parecen súplicas arrodilladas. La compasión es un valor de simpatía, no de misericordia. Se compadece a quien no puede; no a quien pudiendo, no quiere.

  4. Empeora al ser humano el principio del mínimo esfuerzo. La conformidad de una sociedad con sus valores puede ser un conformismo con la mediocridad. Nadie entonces está dispuesto a sacrificar ni renunciar, ni dolerse. La vía fácil es aconsejar "hacer las cosas por cumplir". Una sociedad educa pésimamente a su gente si no exige a todos ser mejores.

  5. Empeora al ser humano hacerlo depender de los demás. Mientras no se cultive la autonomía moral, la autodeterminación y la capacidad de crítica, la sociedad se enfrenta al síndrome del rebaño. Autonomía significa pensar por uno mismo, liberarse de autoridades y ser suficiente para darse una moral que sea ejemplo a la humanidad.

  6. Empeora al ser humano torcer la ley a favor del más fuerte. O bien, quienes tienen mayor influencia o riqueza logran hacer que los códigos suelten la lengua a su favor. Una sociedad desconfiada del juez prepara su propia justicia por medios violentos. Los abogados que sirven a la mafia o al crimen organizado son el contraejemplo.

Moral, religión, psicología y derecho son campos del saber convertidos en valores de cambio. Una sociedad decadente es también reflejo de los modos como unos principios de la excelencia humana se transforman en manifestaciones de una esclavitud masificada.

Lo más visto de Fernando Estrada

Sociedad

¡¡Los signos de exclamación!!

Mediante la puntuación, los mercados publicitarios y caricaturistas ponen énfasis determinados sobre rostros de personalidades, descripción de acontecimientos o gráfico...

Economía

El Capital en el siglo XXI de Thomas Piketty

El Capital en el siglo XXI ha logrado reunir series históricas al comparar las desigualdades y la riqueza; pero su...

Asuntos de ciudad, Ingenios azucareros

La competencia imperfecta y el cartel del azúcar en Colombia

Una política de competencia limpia en los mercados no es sólo una condición para generar riqueza, sino una necesidad para...