Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Analectas

  • El golpe del presidente

    Un accidente ocurrido al director de un hospital cambiará el destino de toda una nación. Aldo Gustavo Novello es el protagonista de este fantástico relato.

  • El aviso

    Los pueblos pequeños esconden grandes misterios. Milagros del Solar, una niña hiperquinética, es uno de esos misterios.

  • El oído de Vicente Martelli: Creador de creadores

    Vicente Martelli, el hombre que inventa sonidos combinados, no es solamente un músico. Es el nexo superior, uno de los cuatro seres conectados.

  • El oído de Vicente Martelli: El otro lado

    En el otro lado, Martelli se encontrará con el Prior Malaquías, el más terrible inquisidor, a quien llaman “el Castigo”. Nadie se atreve a ver sus ojos ni sostener su mirada frente a frente. Los propios cardenales le temen. Él ve al demonio.

  • El oído de Vicente Martelli

    Vicente Martelli es un profesor de música que, luego de acudir a una revisión médica, descubrirá que posee una capacidad sensorial y acústica poco común.

  • El pan

    Alfredo es un amigo y compañero de trabajo; un matemático brillante, con un vocabulario que parece una cloaca de palabras y con una cultura de bebedor de vino envidiable. Él es, además, un gran narrador de relatos insólitos.

  • El caso de la filosofía perenne

    Existe al interior de la filosofía un uso obsesivo del lenguaje abstruso, que de por sí pone de manifiesto la incapacidad por parte de la filosofía para responder a los retos y planteamientos de la ciencia.

  • Siervo y juez

    Esa noche solitaria, de regreso de la plantación; yo, un joven sirviente, un pobre siervo de un juez español, presencié la ejecución y muerte de un hombre, un homicidio según los leídos.

  • Reflexión sobre las Cartas de la educación estética del hombre, en Schiller

    Schiller afirma que la belleza como cualidad es en sí misma independientemente del observador, sin embargo, adquiere mayor fuerza y vigor cuando el observador le dota de apreciación y percepción.

  • Ella

    Abrí mis ojos nuevamente, y allí, justo frente a mí, apareció aquella cosa sin forma, medio amarillenta, con tonos violáceos, que emanaba una especie de luz, por así decirlo.

  • Por qué no asisto a Congresos ni Asambleas

    Hay Congresos donde después de una o dos conferencias he considerado que lo mejor es irse de paseo por museos o cafés; o en climas cálidos pasar la tarde en ríos o piscinas.

  • El partícipe asesino

    Máximo Fumagalli es un periodista que a través de una entrevista a un excombatiente revolucionario, descubrirá sus verdaderos instintos.

  • Sicario sentimental

    René Santoro es un tipo terco, pero de ley; un sicario profesional y un esposo sentimental.

  • El poder que manipula la hipocresía

    Esta hipocresía que consumimos en el mercado de la soberbia y las vanidades es, por así decirlo, un instrumento imprescindible en las relaciones públicas humanas desde tiempos remotos.

  • La culpa compartida

    En Colombia tenemos costumbres religiosas, trasladadas al ámbito de la moral y el derecho que permiten que los individuos no se hagan responsables de sus delitos ni sus faltas.

  • Dos cartas luteranas

    La Corte falló porque no quiere vagos ni homosexuales, ni marihuaneros, ni profesores, ni pensadores. La Corte quiere lo que tú quieres: tierra para los más ricos, procesiones de cuaresma y cristianos de rodillas; escolares idiotas y mujeres obedientes.

  • El búho es filósofo y no duerme en clases

    El señor Búho estudió filosofía en Grecia, tuvo por maestra a Atenea y asistió a clases con Aristóteles y Diógenes. También fue discípulo de Euterpe con quien aprendió a tocar el corno y el oboe.

  • Sobre la paz

    Sin conflicto no hay vida. La paz es el resultado de la pérdida, lucha y ganancia del equilibrio. La paz forzada es amordazamiento. La única paz estática es la de los sepulcros.

  • Leer es un derecho y un placer para todos

    Leer no es sólo tomar un libro e ir descifrando grafías. También lo es oír noticias, ver imágenes, observar un suceso en la calle y formarse una opinión de lo que ocurre a nuestro alrededor.

  • Reflexiones sobre el miedo

    Es extraño cómo de repente te das cuenta de que algún gran esfuerzo que estás haciendo no vale la pena. Esos grandes sacrificios estériles que extrañamente no resultan en nada, no florecen, no valen la pena. Hay algo allí de calle ciega.