Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Analectas

  • Los escondrijos del alma

    La música es de este mundo, pues el jardín de donde viene está dentro de nosotros. Es un espacio platónico, pues tanto la creación musical como la interpretación son sólo sombras de lo que los compositores oyen dentro de su cabeza.

  • No hay oposición entre poesía, prosa y oratoria

    Escribir para el público es un oficio que tiene su arte y su responsabilidad. Cualquier hablante puede hacer uso del idioma para comunicarse. Pero el escritor deberá cuidar la estructura de sus textos para poder entusiasmar a los lectores con su canto.

  • La dificultad de ser veraces

    Según parece, más vale ser plausibles que veraces; y pasar más por diplomáticos que por sinceros. La cultura humana nos ha convertido, decía Nietzsche, en piezas moldeables, animales dóciles, enfermos morales.

  • Escuchar

    Los músicos estamos a veces tan absortos en toda la actividad física, espiritual y mental que conlleva el tocar, que olvidamos escuchar.

  • La pérdida de la inocencia

    No siempre se queda uno con la primera impresión de algo que oye. Pero una primera reacción violenta y de desagrado te está dando una información importante. Es una reacción demasiado notoria para ser ignorada.

  • Estética del vacío

    Ese afán de negación del vacío es el cáncer de los huesos de nuestra vocación y viene determinado por la prevalencia de la lógica del ego, de ese narcisismo del falso artista.

  • Poética de la desnudez

    Entre las palabras y los que danzan frente al fuego siempre existirá ese abismo que cruzamos al escribir y en el que a veces caemos. Abismo de lo inefable al que, a veces, en un vuelo iluminado, se las robamos.

  • Falsos dilemas

    Para encontrar lo que objetivamente puede hacer a una música conmovedora, hay que remontarse al instante de su creación y a las profundas motivaciones del compositor, muy probablemente inconscientes.

  • El lenguaje de la sabiduría

    La verdadera sabiduría ha hablado siempre en la forma de poesía. Y la poesía, como la sabiduría y la vida no se pueden ni se deben enseñar. Sólo se las aprende desde adentro, en el convivio, en la experiencia y con el tiempo.

  • Momias undívagas en bálsamo de ruinas

    Debieron pasar siglos, por ahí cruzaron dioses nuevos y hasta hoy podemos ver los huesos de faraones. O por lo menos, vemos lo que tenían por fuera de sus ropas y abalorios preciosos que cubrían virtudes y defectos.

  • Balzac, economista

    En La comedia humana Balzac consigue describir la horrible superficialidad de valores fundados en el dinero, los fetiches ocultos en los sistemas de crédito y el interés.

  • Desiderata para cuando llegue a viejo

    Por ser viejo no eres sabio. Pocos ancianos llegan a la sabiduría; por esto es mejor desconfiar de los consejos, cada experiencia debe ayudar a cada uno a equivocarse. Pedir consejos significa una debilidad del carácter.

  • Nullius in verba

    Atreverse a saber —como le gustaba decir a Kant—, significa un acto de valor, de valentía y osadía. Saber por sí mismos, sin el peso de cualesquiera autoridades. Pensar por sí mismo, en fin: orientarse en el pensar, decía el mismo filósofo alemán.

  • Ideología en la literatura

    Siempre se ha dicho que la literatura es un vehículo de la cultura y que en ella se halla aposentada la ideología reinante en cada momento histórico. El escritor no puede escapar a su influjo. Al vendaval o a los halagos de los regímenes políticos.

  • Memorias del lector

    Cada año viajaba hasta Quito, Ecuador, o Lima, Perú, para comprar cajas llenas de libros que no se conseguían en Colombia, o que resultaban demasiado caros.

  • Qué es un Déjà vu y cómo funciona

    Déjà vu significa literalmente "ya visto". Es, técnicamente, una paramnesia, es decir, la sensación de experimentar algo que ya se ha visto en otra ocasión.

  • Leer libros es para soñadores

    Los escritores deben saber, cuando escriben e imprimen sus fábulas sobre el plasma o con la tinta de sus venas que en sueños que idearon, también los pueden descifrar sus lectores con la lente de sus propios sueños.

  • Hermafrodito y Salmacis: una historia de amor

    Si la idea de que las almas gemelas existen, es decir, que el verdadero amor es una fusión absoluta entre dos seres, resulta absurda, los mitos griegos no han hecho mucho por refutarla.

  • El mito de Medusa

    Si bien las representaciones más antiguas de Medusa la mostraban como una criatura monstruosa, hija de fuerzas tectónicas descomunales, su pasado mítico relata una historia diferente.

  • Tisbe y Píramo, el amor a través de una pared

    Dos legendarios amantes de la mitología griega y romana, cuya historia se encuentra entre el mito y la literatura.