Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Notas editoriales Palmiguía

Entre 1980 y 2012, 27 periodistas fueron asesinados en el departamento del Valle del Cauca, según datos de Reporteros sin Fronteras.


El crimen del periodista radial Edgar Quintero, asesinado el pasado 2 de marzo en una cafetería del centro de la ciudad, puso nuevamente al descubierto la inseguridad y la violencia que desde hace años azotan al municipio. Lo que resulta contradictorio es que el asesinato de Edgar Quintero, primer periodista activo asesinado en Palmira por sicarios, ocurra en un período en el que, según la administración municipal, la ciudad alcanzó una disminución histórica en la reducción de homicidios.

El asesinato de Quintín, como era conocido el director del programa "Noticias y algo más" de Radio Luna, conmocionó a la ciudad y generó el rechazo de organizaciones nacionales e internacionales como la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper), el Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Reporteros sin Fronteras (RSF), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que envió a Palmira dos representantes a indagar sobre el hecho.

Según la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper), en junio de 2004, Quintero y ocho periodistas más habían denunciado amenazas en su contra: "revelaron ser víctimas de constantes hostigamientos por parte del exalcalde Miguel Motoa Kuri y de gente allegada a él. Las amenazas tendrían su origen en las acusaciones periodísticas por corrupción que, desde hace varios años, recaen sobre la administración de la entonces autoridad municipal".

Ver "Periodistas denuncian intimidaciones por parte de exalcalde".

"Edgar era un periodista jocoso, pero no le temblaba la voz para hacer denuncias y comentarios explosivos contra la administración municipal en su programa y otros medios de comunicación. Había informado las presuntas anomalías e irregularidades en la contratación de una ambulancia en el Hospital de Palmira, y otros hechos por los que la Contraloría ha informado de presuntos hallazgos administrativos al actual alcalde José Ritter López Peña", dijo un periodista palmirano a Fecolper.

Ver "Asesinan en Palmira, al periodista de opinión Edgar Quintero".

Edgar Quintero es el segundo periodista asesinado en Colombia en lo que va corrido de este año. El 14 de febrero pasado, Luis Carlos Peralta Cuéllar, propietario y director de la estación de radio Linda Stereo, fue asesinado en el municipio de El Doncello, en el departamento de Caquetá. Ambos periodistas abordaban con frecuencia casos de corrupción en sus programas radiales.

El temor ronda entre los periodistas locales luego del asesinato de Edgar Quintero. Y no es para menos, Colombia es el segundo país más mortífero del continente americano para el gremio periodístico: entre enero de 2000 y septiembre de 2014, 56 periodistas perdieron la vida y entre 1980 y 2012, 27 periodistas fueron asesinados en el departamento del Valle del Cauca, según datos de Reporteros sin Fronteras (RFS), quien además destaca que han denunciado las numerosas agresiones cometidas en el departamento de Valle del Cauca, como el intento de asesinato del que fue víctima el 19 de noviembre de 2013 Diego Gómez Valverde, director del Canal Universitario, cadena televisiva de la Universidad del Valle, de Cali. Ese mismo año el periodista Yesid Toro tuvo que huir de la región debido a las amenazas. El 28 de septiembre de 2014 el grupo paramilitar "Los Urabeños", que se encuentran en la lista de Predadores de la libertad de prensa de RSF, amenazó de muerte a ocho periodistas de diferentes medios de comunicación de Cali y de Buenaventura.

Las autoridades locales han ofrecido 70 millones de pesos de recompensa, pero lo más probable es que el crimen de Edgar Quintero, al igual que tantos otros, como el homicidio de la joven novia del actual alcalde de Palmira, Leydi Lorena Correa, asesinada en febrero de 2014, quede en la impunidad.

Comentarios  

0 #3 Julio Augusto 12-03-2015 18:04
Ya ni la muerte conmueve a nadie. De todos los que lloraron a Quintín pocos lucharán para que los culpables vayan a la cárcel y seguramente se escudarán en eso no lo va resucitar.
+4 #2 Adolfo León 12-03-2015 07:37
Esta es una de las tantas consecuencias a las que nos veremos abocados los Palmiranos, por permitir qué unos pocos sinverguenzas se apodere, atornillen en un mal poder solo para benficio de un grupo político, liderado por la tal Baronesa, Dilian F Toro su exmarido y cuñado, que lo único que le ha traido a nuestro municipio es violencia, ruina y descomposición social, qué pesar de los irredentos Palmiranos
+6 #1 Jairo Escobar Durán 12-03-2015 03:09
La descomposición social en la que se debate Palmira, tiene sus profundas raíces en los exponentes de la lumpenburguesía "caicedista" que ha manejado en estas últimas décadas el municipio. Periodistas que "armados de sus plumas", con el "alma arrugada" y su dignidad a "flor de piel", han caído asesinados por el solo "delito" de decir la verdad.."Quintí n" es otro caso de "investigacione s exhaustivas" que sabiendo quiénes son los bandidos, pasarán a engrosar los anaqueles empolvados de los negocios en los juzgados, vencidos por los "términos" y el olvido premeditado de una justicia corroída por la "gangrena" de la corrupción..... No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista......ni "pendejo" que se lo aguante....