Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Política y gobierno

  • La Registraduría y la trashumancia

    Con el mismo cinismo con el que hablan de democracia y justicia, con idéntico impudor, pretenden que en un país de desplazados no haya trasteo de votos y condenan a cientos de miles de personas a que no voten porque ellos saben cómo elegir sin votos, saben cómo sufragan los muertos.

  • El proceso de paz en el campo colombiano

    En Colombia, después de cien años, las haciendas ganaderas de 22 mil hectáreas en la Región Caribe comienzan a ser miradas con indignación por la sociedad. Las 22 mil hectáreas de caña de azúcar de propiedad de un solo ingenio azucarero en la Región Andina reciben ya la censura civil.

  • Política y nutrición

    Estado, legitimidad y poder constituyen una de las caras de la moneda, cuya contracara es la identificación de la política con las políticas públicas. En la esfera cotidiana, se trata de la total pérdida de la soberanía alimentaria.

  • Esa civilización, Occidente

    Occidente está gravemente enferma, y sólo cabe esperar lo peor. Su deceso en términos de tiempos históricos será inminente. Pero una nueva civilización emerge.

  • Ese mal que es el Estado–nación

    El Estado–nación es un mal, y sin espacio a la teología, no es un mal necesario. Ha implicado ontológicamente guerra y destrucción, chauvinismo y sentido de “patria”.

  • La bomba atómica

    Los avances de la ciencia entregados a unos genocidas que validos de su poder, y de su mesianismo, han generado la incertidumbre en que vivimos ahora, cuando existen en el mundo cerca de 16.000 bombas más poderosas que esas que acabaron con Hiroshima y Nagasaki.

  • “Pillaos” con las manos en la masa

    Lo expresado por la Fiscalía, respecto a lo ocurrido en Florencia, expone la gravedad de lo que ocurre en la capital del Caquetá: “Ese cupo de endeudamiento se pidió con el único objetivo de entregar contratos por los que la administración recibiría pago de coimas”.

  • Acetaminofén

    Estas pastillitas han enriquecido en este país a unos cuantos avivados, que pasan cuentas monstruosas por surtir las farmacias de hospitales y clínicas con estos medicamentos, tan inútiles a veces, como lo son las citas que muchos pacientes no pueden cumplir porque ya han dejado de vivir.

  • Puntos de exploración, sobre los procesos de regionalización en América Latina

    El regionalismo en América Latina supone un análisis, por lo demás detallado, de aquellos procesos donde convergen los campos no solo económico y social, sino también el impulso político, que aboga por la construcción de una identidad regional.

  • La lección de El Mango (Cauca)

    El ejemplo de este pueblo caucano tiene un sentido profundo que vale la pena estudiar ahora, cuando muchos ciudadanos colombianos y del mundo quieren que se selle un tratado que han dado en llamar de paz.

  • Muertos y tragedias

    Pedir la paz se ha vuelto una agresión. Querer que no mueran soldados y niños, que no mueran guerrilleros, indígenas y campesinos se ha vuelto una amenaza. Una amenaza a la seguridad, al progreso, a la democracia, a la justicia. Al progreso de los poderosos.

  • Cambios en la agenda pública contra las drogas

    Los daños causados por la guerra antidrogas han sido medidos por tasas de homicidios, sin embargo, los efectos de la descomposición derivada para campos y ciudades en América Latina y el Caribe resultan inconmensurables.

  • Mira ve, ¿qué pasa con el Valle?

    Las magnitudes del crecimiento económico son superiores a las descritas por Germán Colmenares a mediados de los ochenta. Este crecimiento exponencial contrasta, sin embargo, con la política social y el desarrollo del Valle en la actualidad.

  • Pasiones del conflicto

    En una guerra no concluida, la estrategia más elemental enseña a desconfiar y mantener posiciones en defensa y ataque. No tienes que leer a Maquiavelo ni Hobbes para saberlo.

  • Una verdad incómoda. A propósito de las negociaciones de paz

    Hoy por hoy, los estadistas como tales son bogotanos, lo cual constituye una verdad incómoda. En un país con una fuerte asimetría entre la capital y la provincia, con un centralismo cuyas raíces se remontan y se nutren de Bolívar mismo.

  • Las visitas sospechosas

    No sé por qué ahora nos resultan antipáticos y descarados los vecinos que deciden ejercer su autoridad de déspotas, cuando aquí hemos sido peor que ellos.

  • Un Bosque Municipal enfermo y agonizante

    En Palmira todo se improvisa, es por eso que nada marcha bien. El Bosque Municipal se está convirtiendo en otro "elefante blanco", tal como en su momento lo fueron la ciudadela deportiva y el antiguo Teatro Materón.

  • ¿A qué jerga pertenece la palabra prosperidad?

    Las palabras que aparecen con explicación en el Diccionario de la lengua española no equivalen a la jerga de la política "locombiana" y otras. Son, como decía Juan de Roscelino en el siglo XI, meros flatus vocis, vientos fétidos que salen por la boca.

  • El diablo comulga con hostias

    Ya no hay mercados ni cuevas, beligerantes, que alcen su mano limpia para clamar y luchar por sus afiliados. Cada octubre —nos tienen acostumbrados— se cita a sentarse a la mesa de "negociación" del salario mínimo, sin ningún reato de vergüenza.

  • En Colombia las bacrim se expanden mientras las FARC hablan de paz

    La expansión descrita por la Defensoría del Pueblo en un informe sugiere que las bacrim, específicamente los Urabeños, podrían estar preparándose para un escenario de postconflicto, en el que los guerrilleros de las FARC habrían hecho un acuerdo de paz con el Gobierno.