Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Religión

  • El árbol del conocimiento (y una manzana que nunca existió)

    La confusión acerca de la manzana y los árboles del Edén tiene mucho que ver con el arte. En general, se los representa como dos grandes manzanos, aunque el Antiguo Testamento no dice nada sobre ellos.

  • Cuanto más inteligentes, menos creyentes

    Un exhaustivo repaso a los estudios publicados en el último siglo muestra una correlación negativa entre inteligencia y religiosidad. Los autores sugieren que un mayor intelecto suple las funciones que suele cumplir la fe.

  • Religión y sociedad: una visión política

    La mejor garantía para la democracia es una sociedad civil laica, secular y pluralista, en la que distintos credos pueden tener cabida. Sin fundamentalismos, sin pasiones de fe que son, históricamente, las más violentas y peligrosas.

  • Reflexiones sobre las mujeres en las religiones y en la teología feminista

    Si continúan por la senda patriarcal por la que ahora caminan, en el siglo XXI las religiones perderán a las mujeres, hasta ahora sus mejores y más fieles seguidoras.

  • Habemus Exspectatum

    La expectativa por sí misma no es suficiente detonante para que se haga realidad, sólo la ingenuidad podría atribuirle a Francisco un poder absoluto que no tendrá y que tampoco parece anhelar.

  • El origen de la palabra Dios

    La palabra DIOS tiene una larga historia en las lenguas occidentales. Pocos saben que proviene, entre otras raíces, de la palabra griega ZEUS, cuyo genitivo es justamente Dios.

  • La Biblia de la mujer

    En 1895 se publicó La Biblia de la mujer, una especie de desafío a la posición tradicional de la ortodoxia cristiana por la cual la mujer debía limitarse a ser sirviente del hombre.

  • 666: el número de la Bestia

    El número 666 (o 616) habla de una Bestia, pero no de un siniestro anticristo futurista, sino de un emperador y una sociedad que, acostumbrada a la tolerancia religiosa, se vio invadida por los cristianos, gente con buenas intenciones pero un tanto insistentes a la hora de exponerlas.

  • Fundamentalismo religioso y política

    A la sociedad colombiana le han faltado muchas cosas menos la religión, tenemos un campo religioso dinámico, activo, complejo y que está en continua agitación.