Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Sociedad

  • Trabajar o estudiar: ¿dilema falso o verdadero?

    El mundo universitario ha cambiado mucho en Colombia. Una estratificación inequitativa deja actualmente por fuera a miles de jóvenes. Y el modelo impuesto es excluyente porque supone artificiosamente los méritos individuales como medida suprema.

  • Estar afectados

    Se ha logrado que las cosas no nos afecten. Con todo lo cual la gente se hunde en la ignorancia, y el conocimiento ya no es más posible, pues aparece como un tejido de datos, noticias e información, que cada quien logra que no lo afecte, por lo menos demasiado.

  • Cambio climático: ¿dineros a qué precio?

    Ahora sí, los que toman las decisiones en 196 países y que producen el 95% de los gases invernadero en este planeta vuelven y dicen que ahora sí van a ser efectivos y eficientes para reducir sus emisiones.

  • La Defensoría del Género

    Dignas representantes (confesas o no) del movimiento feminista colombiano: Córdoba, Morales, López y compañía, pretenden montar la Defensoría del Género debido al escándalo neomoralista en cabeza del doctor Otálora.

  • Una idea delicada, una experiencia radical

    El sistema (lo que quiera que “eso” sea), admite y permite la violación de la igualdad y de la fraternidad. Pero difícilmente permite que haya gente libre. La más peligrosa y riesgosa de todas las ideas y experiencias.

  • Mutaciones culturales: una mirada alternativa hacia otras formas de evolución en la especie humana

    Cuando hablamos de “mutaciones culturales", debemos reconocer que es un neologismo que nos sirve para introducir, y hasta cierto punto fundamentar, en qué medida es que nuestro proceso evolutivo ha devenido desde el nivel genético hasta el cultural.

  • Entre la ambigüedad y la ambivalencia

    No es suficiente con vivir. Ese es el gran hito de Nietzsche. Hay que tener un destino. Pero cuando se lo tiene, ese destino sobrepasa al individuo constantemente. Vivir sin un horizonte de vida es la enajenación total.

  • Tres sociedades, un solo momento

    Los tiempos que vivimos son acelerados en todos los órdenes, y el pensamiento se encuentra a veces con dificultades para describir, explicar y comprender las dinámicas. Pues bien, vivimos tres sociedades, que conforman un solo momento.

  • La causa de los Pacifistas

    Los nuevos pacifistas comparten con Luther King una increíble utopía. Para el caso colombiano, el acercamiento humanitario será visto retrospectivamente como una breve expresión de buena voluntad que las partes en contienda concederán una vez logren ventajas en el terreno de la guerra.

  • Notas de T. H. Marshall sobre ciudadanía y clase social

    Cuando Marshall desarrolla su ensayo, está confiado indirectamente en una concepción de historicidad progresiva, la tercera batalla por la afirmación de los derechos ciudadanos, la que evolucionó en el terreno social y económico, parecía orientada hacia la cima del pleno desarrollo.

  • Del Renacimiento a nuestros días

    Durante el Quattrocento, el humanista era alguien entrado en edad, con alguna madurez, pues al fin y al cabo el renacer implicaba un trabajo de estudio y cultura. Por el contrario, el modelo del innovador en el mundo actual es el joven, o al adulto joven.

  • ¿Por qué los vencidos nunca escriben la historia?

    Los vencidos no escriben nunca la historia, se ha repetido mil y una veces. Pero es porque tienen una preocupación aún más fundamental: mantenerse vivos, al costo que sea; incluso al costo del olvido, del anonimato, del silencio.

  • La vitalidad del impacto local

    Numerosas revoluciones locales están teniendo lugar permanentemente en el mundo hoy en día. A nivel de intercambios académicos, artísticos o culturales, o bien a nivel de una ingente producción local de reflexiones, pensamientos y estudios.

  • Sobre culturas indígenas: diálogo con William Ospina

    “Cuando se alza una voz a criticar los excesos del mercado y de la industria y el modo servil como la ciencia y la técnica contemporánea están genuflexas ante los altares del mercado, se piensa que se está haciendo un ataque a todo el humanismo de Occidente”: William Ospina.

  • ¿Construir o sembrar?

    La mayoría de los seres humanos creen que pueden construir su propia vida; cuando la verdad es que cada quien cultiva hoy, pero cosecha mañana, y no siempre cosecha lo que ha sembrado.

  • Educación, salud y violencia

    No podemos permitir que los manuales de convivencia de los colegios se conviertan en el festín de políticos y dirigentes que, desde su morbosa cicatería, tratan de encerrar en el fanatismo a los infantes y a los jóvenes.

  • Cristo contra la Biblia

    Las únicas verdades que podemos encontrar entre las páginas de la Biblia son las verdades necesarias a la salvación. Pero, ¿de qué o de quién deberíamos salvarnos?

  • Redes de políticas públicas como instrumento de análisis frente a procesos complejos

    Entender el contexto institucional es importante porque, desde una perspectiva de red de políticas públicas, los acuerdos organizacionales son necesarios para coordinar interacciones complejas entre varios actores involucrados en procesos políticos.

  • Las ciudades son sistemas vivos

    Las ciudades son sistemas dinámicos inestables, altamente inestables y cambiantes. En un mundo alta y crecientemente globalizado e interdependiente, la gestión de la ciudad no es simple y llanamente un asunto local o regional. Es además, y cada vez más, un asunto global y mundial.

  • El descubrimiento del movimiento

    El movimiento que la burguesía vio por primera vez en la historia de la humanidad occidental fue denominado como “revoluciones”; y más exactamente, como revoluciones del orbe celeste. En otras palabras, se trató de la idea de movimiento cíclico, regular, periódico.