Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Sociedad

  • Fatalidad, inevitabilidad y acción humana

    Frente a los desafíos de la naturaleza por culpa de la acción humana, quizás la mejor opción sea la de pensar ya no más como humanos —en toda la extensión de la palabra—, sino pensar como la naturaleza misma.

  • Acusada de rebeldía

    Que detengan a una anciana por rebeldía es una patraña que a sus perpetradores les costará caro ante la historia y el mundo decoroso, pero que a ella la pondrá en el pódium del heroísmo.

  • De la libertad religiosa

    En 1991, cuando se aprobó la ley de libertad religiosa, los evangélicos y otras expresiones religiosas minoritarias celebraron lo que habían esperado por décadas. Quienes habían sufrido la noche oscura vieron un nuevo amanecer y soñaron con un futuro diferente.

  • Los mercados de marihuana

    Los impactos potenciales de legalización de la marihuana están por verse. Hay muchos aspectos de este proceso abiertos al debate.

  • La sociedad del vacío

    Los conectores de la actividad escolar son claves para el diseño del individuo que logra llegar hasta la educación superior. Pero la era del acceso digital ha eliminado tales condiciones.

  • De Trump y Peña Nieto a Macri

    En esas inmensas ciudades —México D.F., Buenos Aires, San Pablo, Río de Janeiro, Bogotá, Caracas, Lima, Nueva York— están los grotescos clubes sociales para los plutócratas que desde allí planifican el destino de los países. Ellos han sido los artífices de la nueva democracia.

  • Réquiem por una virtud

    Lo que aconsejo a los desesperanzados votantes de Peñalosa, que ven en estos días atravesar un calvario a su gran líder (adjetivo que mido en centímetros y no en calidad de buenas ideas), es que recen, oren o mediten.

  • Las megatendencias tecnológicas y su impacto en el ámbito de los negocios

    Lo significativo de las megatendencias no solo es su valor y alto contenido innovador, sino también su capacidad transformativa de las estructuras convencionales en términos científicos, tecnológicos, económicos y, por extensión, culturales y sociales.

  • Trabajar o estudiar: ¿dilema falso o verdadero?

    El mundo universitario ha cambiado mucho en Colombia. Una estratificación inequitativa deja actualmente por fuera a miles de jóvenes. Y el modelo impuesto es excluyente porque supone artificiosamente los méritos individuales como medida suprema.

  • Estar afectados

    Se ha logrado que las cosas no nos afecten. Con todo lo cual la gente se hunde en la ignorancia, y el conocimiento ya no es más posible, pues aparece como un tejido de datos, noticias e información, que cada quien logra que no lo afecte, por lo menos demasiado.

  • Cambio climático: ¿dineros a qué precio?

    Ahora sí, los que toman las decisiones en 196 países y que producen el 95% de los gases invernadero en este planeta vuelven y dicen que ahora sí van a ser efectivos y eficientes para reducir sus emisiones.

  • La Defensoría del Género

    Dignas representantes (confesas o no) del movimiento feminista colombiano: Córdoba, Morales, López y compañía, pretenden montar la Defensoría del Género debido al escándalo neomoralista en cabeza del doctor Otálora.

  • Una idea delicada, una experiencia radical

    El sistema (lo que quiera que “eso” sea), admite y permite la violación de la igualdad y de la fraternidad. Pero difícilmente permite que haya gente libre. La más peligrosa y riesgosa de todas las ideas y experiencias.

  • Mutaciones culturales: una mirada alternativa hacia otras formas de evolución en la especie humana

    Cuando hablamos de “mutaciones culturales", debemos reconocer que es un neologismo que nos sirve para introducir, y hasta cierto punto fundamentar, en qué medida es que nuestro proceso evolutivo ha devenido desde el nivel genético hasta el cultural.

  • Entre la ambigüedad y la ambivalencia

    No es suficiente con vivir. Ese es el gran hito de Nietzsche. Hay que tener un destino. Pero cuando se lo tiene, ese destino sobrepasa al individuo constantemente. Vivir sin un horizonte de vida es la enajenación total.

  • Tres sociedades, un solo momento

    Los tiempos que vivimos son acelerados en todos los órdenes, y el pensamiento se encuentra a veces con dificultades para describir, explicar y comprender las dinámicas. Pues bien, vivimos tres sociedades, que conforman un solo momento.

  • La causa de los Pacifistas

    Los nuevos pacifistas comparten con Luther King una increíble utopía. Para el caso colombiano, el acercamiento humanitario será visto retrospectivamente como una breve expresión de buena voluntad que las partes en contienda concederán una vez logren ventajas en el terreno de la guerra.

  • Notas de T. H. Marshall sobre ciudadanía y clase social

    Cuando Marshall desarrolla su ensayo, está confiado indirectamente en una concepción de historicidad progresiva, la tercera batalla por la afirmación de los derechos ciudadanos, la que evolucionó en el terreno social y económico, parecía orientada hacia la cima del pleno desarrollo.

  • Del Renacimiento a nuestros días

    Durante el Quattrocento, el humanista era alguien entrado en edad, con alguna madurez, pues al fin y al cabo el renacer implicaba un trabajo de estudio y cultura. Por el contrario, el modelo del innovador en el mundo actual es el joven, o al adulto joven.

  • ¿Por qué los vencidos nunca escriben la historia?

    Los vencidos no escriben nunca la historia, se ha repetido mil y una veces. Pero es porque tienen una preocupación aún más fundamental: mantenerse vivos, al costo que sea; incluso al costo del olvido, del anonimato, del silencio.