Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Tribuna de opinión

Lo significativo de las megatendencias no solo es su valor y alto contenido innovador, sino también su capacidad transformativa de las estructuras convencionales en términos científicos, tecnológicos, económicos y, por extensión, culturales y sociales.


El presente texto constituye una exposición que busca dar cuenta del esfuerzo interdisciplinar en cuanto a la investigación referente a las megatendencias que a mediano y largo plazo moldearán el futuro, no solo de una región en particular, sino de la humanidad en general. La exploración teórica se centra en la relación entre las nuevas tecnologías, el avance científico y los sistemas de producción derivados de las megatendencias y la forma como estas moldean la estructura de la sociedad y, de paso, determinan el nuevo rumbo que habrá de tomar la economía, al efectuar la transición de una economía basada en la industria a una economía basada en el conocimiento y la digitalización del mismo, por ello, el objeto prístino de este escrito es mostrar la dirección que está tomando la exploración del futuro posible en relación a cómo las megatendencias afectarán de forma sustancial durante los próximos diez años el desarrollo socio–económico de la humanidad.

En primera instancia, resulta imperativo un esclarecimiento conceptual en cuanto a aquello que define una megatendencia como tal y a su vez la fundamenta tanto a nivel teórico como pragmático. Lo primero es delimitar él por qué es importante y fundamental la comprensión de las megatendencias de cara al futuro próximo, puesto que la utilidad de explorar el futuro es en función de poder aprovecharlo y para ello es indispensable contar con herramientas que nos permitan abordarlo. La tendencia es un vector de intención, esto es, el punto de dirección hacia el cual se dirige un comportamiento en particular; para el caso de las megatendencias, se trata de la dirección que toman en conjunto una serie de factores interrelacionados dentro del tejido social, tales como las tecnologías, las preferencias de consumo, las nuevas formas de conocimiento y los sistemas de producción.

Se trata entonces de la confluencia hacia un ámbito espacial en particular de diversos elementos que componen o hacen parte de la esfera social y que a un mismo tiempo la modelan debido al impacto y alcance que sobre la base de la sociedad poseen. De ahí que la sociedad experimenta una transformación indeleble en su estructura que estará supeditada y direccionada por la megatendencia o las megatendencias que conducirán y encausarán de forma específica el desarrollo de la sociedad.

Lo significativo, a propósito de las megatendencias, no solo es su valor y alto contenido innovador, sino, más aún, su capacidad transformativa de las estructuras convencionales en términos científicos, tecnológicos, económicos y, por extensión, culturales y sociales. De cara a las posibilidades que comporta una megatendencia es que se justifica su necesidad de estudio y abordaje, puesto que es en relación con la posibilidad de comprender como se desarrollará el curso de los eventos venideros a partir de las múltiples transformaciones que experimenta la sociedad en sus diversas facetas, como se podrá también prever y organizar mejor a las personas ante posibles contingencias o amenazas derivadas, justamente, de esas transformaciones a experimentar.

La premisa que dirige el trabajo de investigación en torno a las tendencias radica, justamente, en la capacidad de análisis y pertinencia de entender cómo se desenvolverán las nuevas tecnologías, los avances científicos y como esto a su vez afectará el mercado y la producción de nuevos bienes y servicios. En suma, se trata de analizar cómo estas megatendencias afectarán el curso de la vida, tanto de las personas a nivel cotidiano, como también el decurso de las organizaciones y las interacciones a nivel social. Desde el punto de vista económico, y como tal del desarrollo regional, el análisis y exploración de las megatendencias permite observar las oportunidades de negocios de acuerdo a ciertos elementos clave, como el desarrollo de clusters regionales o la necesidad de nuevos productos con enfoques a largo plazo; todo lo cual cala en la necesidad de generar una economía en relación a esas megatendencias, pues son estas últimas las que dictaminan, a través de sus procesos de consolidación y generación de nuevos servicios y productos en el mercado, los derroteros o los nuevos comportamientos a nivel económico.

El análisis e interpretación de los productos innovadores, la interacción con nuevas tecnologías y el enfoque en el mercado, ya sea regional o local, tiene como punto de conexión el análisis de las megatendencias en relación con la producción de nuevas empresas de base tecnológica que se circunscribirán al nuevo enfoque o megatendencia. Las nuevas empresas de base tecnológica no solo constituyen en sí las nuevas oportunidades de negocios, sino que también marcan un derrotero en las nuevas formas de organización, dando cabida a la búsqueda de inversión y consecución de fondos a través de capital de riesgo dentro de economías emergentes a la luz de mercados mucho más dinámicos que operan en función de la denominada sociedad informacional, lo cual da paso a nuevos enfoques por parte de los sistemas de producción que concentran sus esfuerzos en la búsqueda de tecnologías y avances científicos aplicados o aplicables al mercado de acuerdo a las nuevas demandas, retos y exigencias por parte de los consumidores.

En relación a las oportunidades de negocios, se establece una distinción clara entre las megatendencias sociales y las megatendencias tecnológicas, dado que se trata de dos procesos de articulación muy diferentes que, sin embargo, interaccionan en cuanto al conjunto de factores que dan pie a las transformaciones que pueden experimentar un entorno socio–económico como tal. En el caso de las megatendencias sociales, se trata de la demanda a soluciones por parte del mercado respecto a una necesidad en particular, en tanto que en el caso de las tecnológicas, se trata de la creación de necesidades generadas por una innovación de corte tecnológico. En ambos casos se responde a un entorno en particular y se genera la oportunidad de negocio a nivel económico, esa oportunidad estará supeditada, a su vez, por “comportamientos que se pueden prever en la sociedad en el futuro, y que se pueden traducir en necesidades del mercado”.

Se resalta en este punto en particular, el fundamento de las megatendencias tecnológicas, el cual deviene de una transformación en el conocimiento que conduce a un nuevo tipo de interacción entre las técnicas y las teorías, dando paso a tecnologías emergentes o nuevas. El conocimiento se instrumentaliza, entonces, para derivar en productos o servicios innovadores, esto es, ciencia aplicada. Se habla entonces del proceso o ciclo de articulación e implementación de una megatendencia tecnológica, a saber: la megatendencia origina nuevos temas de investigación, estos a su vez se desarrollan tomando como referente sus posibles aplicaciones, que se encuentran o se pueden rastrear en las tecnologías existentes y esto último permite la creación o eclosión de tecnologías emergentes, que encuentran medio de expresión a través de nuevos productos y servicios lanzados al mercado, creando así nuevas oportunidades de negocios, lo cual favorece nuevos comportamientos en el ámbito tecnológico y, a su vez, refuerza y da cuenta de la megatendencia tecnológica instaurada.

Este ciclo descrito, respecto a las megatendencias tecnológicas, da cuenta por completo del proceso de articulación e implementación de una megatendencia en el tejido de la estructura social y muestra, a su vez, como altera de base el desarrollo económico al introducir o crear espacios para la irrupción de nuevas oportunidades de negocios, que habrán de traducirse en empresas nuevas de base tecnológica con un enfoque orientado hacia la transformación del conocimiento humano, la aplicación del mismo y la generación de nuevos productos de valor orientados hacia el desarrollo de nuevas tecnologías.

Ahora bien, las megatendencias, que a juicio de expertos e investigadores reflejan el rumbo que habrá de tomar la humanidad y en su conjunto la sociedad en los próximos diez años, corresponden a un análisis exhaustivo y riguroso adelantado por un staff de profesionales cualificados en diversas áreas, que adicionalmente contó con asesoría externa en temas relacionados con nuevas tendencias tecnológicas y científicas, así como su campo de aplicación. Estas megatendencias agrupadas son:

  • Sistemas ópticos.
  • Biotecnología agrícola.
  • Biotecnología médica.
  • Células, tejidos y órganos artificiales.
  • Computadoras de alto rendimiento.
  • Inteligencia artificial.
  • Materiales inteligentes e ingeniería de superficies.
  • MEMS (sistemas micro–electro–mecánicos).
  • Micro y nanotecnología.
  • Nuevas tecnologías energéticas.
  • Realidad mixta.
  • Tecnologías inalámbricas.

Respecto de cada una de estas megatendencias, se realiza una ejemplificación en términos conceptuales y teóricos acerca de la descripción de los principios científicos de cada una de estas megatendencias, de los principales temas de investigación, las tecnologías existentes, así como las tecnologías emergentes, los productos y servicios, y también una taxonomía que dé cuenta de la clasificación, grupo y dominio al que pertenece cada una de estas megatendencias, con el fin de mostrar el grado de interrelación entre diversos campos de conocimiento, conjunto de temas, eclosión de tecnologías nuevas e interacción con las tecnologías existentes. El propósito de la taxonomía es mostrar el alcance e impacto que tiene cada una de estas megatendencias en relación con su proceso de consolidación al interior de la sociedad.

A su vez, cabe destacar que dentro de los elementos mencionados, en relación con cada una de las megatendencias, también se presenta por igual una serie de subconjuntos con sus propios elementos, que dan cuenta de la complejidad y dinámica de cada uno de los factores que se enlazan a una megatendencia. En concreto, a propósito de los productos y servicios, igualmente se habla de los procesos comerciales e industriales en desarrollo, derivados de una megatendencia como pueden ser los sistemas ópticos, los proyectos de inversión en ejecución o a ejecutarse.

Otras megatendencias como la inteligencia artificial, las tecnologías inalámbricas o las computadores de alto rendimiento, pese a tener una presentación puntual y una taxonomía definida que da cuenta de sus atributos, rasgos esenciales y sus productos, permiten entrelazar, o mejor aún, apreciar el grado de interrelación entre diversos campos científicos y tecnológicos, que se entrecruzan dentro de una megatendencia en particular, pero que a su vez están soportados en otras y dan cabida a nuevas megatendencias; es tal el caso de la inteligencia artificial y sus múltiples aplicaciones en el campo de la economía, la salud, la agricultura, la computación y otras áreas más. Se aprecia, entonces, que se trata de expresiones interdisciplinares respecto a puntos de confluencia en los que se reconfigura el conjunto o cuerpo de conocimientos humanos para dar cabida a nuevas tecnologías que terminarán expresándose a través de una megatendencia en particular, todo lo cual habrá de marcar el rumbo y orientación de la sociedad en los próximos años.


Referencia:
Las megatendencias tecnológicas actuales y su impacto de oportunidades estratégicas de negocios. Compilado por Grupo Coordinador de Desarrollo Regional del Tecnológico de Monterrey. Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. 197 paginas. ISBN: 978-607-7517-26-9.

Comentarios

Los comentarios aquí registrados pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de Palmiguía. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren impertinentes.

Código de seguridad
Refrescar

Lo más visto de Tribuna

Ciencia

Por qué leer poesía ayuda a tu cerebro

Las figuras retóricas que florecen en la poesía desafían algunas regiones del cerebro, mucho más de lo que puede hacerlo...

POR Sebastián Beringheli

Asuntos de ciudad

La guachafita de la salud en Palmira

Actualmente el hospital de Palmira se encuentra semiparalizado por la renuncia de 27 médicos que aducen precarias condiciones laborales, falta...

POR Raúl Ospina Giraldo

Ciencia

Sentarse a pensar sin hacer nada más es una "tortura" para la mayoría de la gente

Cavilar a solas durante quince minutos en una habitación sin más estímulos incomoda a la mayor parte de las personas...

POR Agencia SINC