Palmira, Valle del Cauca, Colombia

Tribuna de opinión

Cualquier miembro de la etnia o comunidad se forma a través de su entorno humano y cultural, obteniendo de esta forma su visión del mundo, así no sea de forma consciente.


La etnia o grupo humano arraigado en un territorio presenta una doble originalidad, primero, su cultura engloba todas las actividades materiales, económicas, etc., mediante las cuales organiza su vida y, en consecuencia, los sistemas de producción generados de las formaciones sociales; en otra, están la cultura no material, el patrimonio espiritual del grupo étnico, sus formas orales, de escritura y artísticas.

Esta cultura se basa en el soporte de la lengua étnica (indígenas) o bien su acumulado ancestral (comunidades negras) donde se refleja su acumulado material e histórico, y se traduce en folklore, tradición oral, arte popular, creencias ancestrales, ritos religiosos, y ello a nivel escrito o bien por el lenguaje. Cualquier miembro de la etnia o comunidad se forma a través de su entorno humano y cultural, obteniendo de esta forma su visión del mundo, así no sea de forma consciente; pero aunque esto llegue a ocurrir, se crea un conjunto de percepciones, sentimientos y de sentido común al grupo. Este sistema implícito de referencias, propio de un conjunto humano, es de gran importancia. Los planteamientos son diversos: Marx habla de ideología, George Sorel de los mitos, Gramsci del sentido común y del buen sentido, J. Gottman de la iconografía, P. Rosenvallon de la cultura política. En síntesis, el inconsciente individual es producto y manifestación del inconsciente colectivo. Ocurre con frecuencia que determinada etnia se crea el centro, entonces se da lo que se puede llamar "el etnicismo", una etnia creyéndose el centro motor de la historia, pretendiendo solucionar sus problemas alejados de los otros sectores sociales del estado–nación.

La conciencia étnica es un elemento de adhesión activa y voluntaria a una comunidad, cuya generalización determina la consolidación social y política de la etnia, mientras que la cultura étnica se da o se recibe más o menos pasivamente (sentido común) con el uso de la lengua y entra en la constitución de la personalidad básica de los individuos, modelando su temperamento étnico.

Ciertamente, los derechos anhelados por las etnias son, ante todo, culturales, pero estos podrán ser únicamente efectivos en la medida que estén apoyados por unos derechos políticos y económicos. El error del pensamiento liberal y de ciertas ideologías "socialistas" estriba en dejar que se crea que los primeros pueden ser válidamente satisfechos y ejercidos, sin que sean una realidad los segundos y terceros, es decir, que las superestructuras culturales pueden ser desarrolladas independientes de las infraestructuras. No se trata de apartar las etnias y de petrificar su comportamiento, o de restaurar sus costumbres pasadas, sino de permitir que cada población sea dueña de sí misma y de su destino. O sea, poder elegir la dirección del ritmo de su evolución, poner en práctica, a su manera y a su beneficio, las riquezas de su suelo y crear sus propias instituciones políticas y económicas.

La vida espiritual y social de los pueblos tiene como base la producción y, en consecuencia, su relación con el medio natural que le es propio, con su tierra.

La exención territorial es la condición previa para el disfrute de los otros derechos y la mejor garantía de supervivencia. Después del reconocimiento del territorio propio, la libertad de potenciarlo no puede ser impugnada sin abrir el camino a todas las alienaciones y la aculturización.

La autonomía y la autodeterminación es la capacidad de gobernarse y tomar decisiones por sí mismo, pero éstas perderían su sentido sin el dominio de la tierra.

Comentarios

Los comentarios aquí registrados pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de Palmiguía. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos comentarios que se consideren impertinentes.

Código de seguridad
Refrescar

Lo más visto de Tribuna

Ciencia

Por qué leer poesía ayuda a tu cerebro

Las figuras retóricas que florecen en la poesía desafían algunas regiones del cerebro, mucho más de lo que puede hacerlo...

POR Sebastián Beringheli

Asuntos de ciudad

La guachafita de la salud en Palmira

Actualmente el hospital de Palmira se encuentra semiparalizado por la renuncia de 27 médicos que aducen precarias condiciones laborales, falta...

POR Raúl Ospina Giraldo

Analectas

Sólo sé que Sócrates sabía algo (además de saber que no sabía nada)

Sócrates jamás pronunció tal aberración filosófica. "Sólo saber que no se sabe nada" es una frase tan contradictoria como impropia...

POR Sebastián Beringheli